11.8.10

Como era el señor Mon




al dibujante le tocó dibujar un personaje de la vida políticia internacional ; se vió en graves problemas, ya que no todos los dibujantes saben dibujar, y el se encontraba entre esos mismos, que no saben dibujar algunas cosas: una torta por ejemplo, con su ridícula redondez, le costó lágrimas y papeles, y se prometió nunca más aceptar otro pedido que tenga que ver con tortas y redondeces. Llevaba una lista de cosas difíciles de dibujar, a evitar de toda urgencia, como autos modernos y computadoras, igualmente modernas, (toda modernidad enfin), y animales, de todas las especies (salvo los pájaros); tortas, niños alegres, y retratos de gente demasiado conocida, a evitar. Personajes políticos, a evitar. Pero ya era demasiado tarde, había aceptado, porque necesitaba el dinero, o por que un dibujante no sabe rechazar un trabajo. Dos días más tarde estaba todavía maldiciendo a Ban Ki Moon, a Corea, al dibujo, y a la lista, que no era suficientemente extensa.




.

Aucun commentaire: